Pasando la mañana

Ir abajo

Pasando la mañana

Mensaje por Yuta Takahashi el Mar Ago 24, 2010 12:49 am

Era un día soleado. Bueno, todo lo soleado que podía ser un día tras superar las nubes de humo que contantemente envolvían la ciudad como si de una mortaja se tratara. Pero bueno, la gente termina por acostumbrarse, al final tras pasar años respirando el carbón y la inmundicia de la ciudad se acaba por formar parte de ella, y el aire puro se vuelve extraño e insípido, demasiado ligero, se subía a la cabeza.

¿Pero quien se preocupaba por todo ello cuando salía el día perfecto para que los mercaderes exhibieran sus productos en los tenderetes montados en plena calle? El griterío de los comerciantes para atraer clientes, mujeres haciendo la compra, algún que otro niño llorando, aquí y allí animales que te sacrificaban en el acto para que te llevases a casa lo más fresco… y por supuesto algún ladronzuelo buscado un bolsillo descuidado.
Era extraño el contraste de las caras prendas que usaba Yuta con las habituales vestiduras del resto de ciudadanos; ciertamente, podía dar la impresión de que no encajaba con su lento paseo entre el agitado gentío. Pero precisamente, eso era lo que andaba buscando.
Una mirada de admiración, un jadeo sorprendido… las gentes sencillas estaban menos acostumbradas a la estética y elegancia de la corte, siendo sus espontáneas reacciones un masaje para su ego.

Mientras disfrutaba exhibiéndose, con estudiado disimulo cazaba las miradas de la gente adivinando envidia, respeto, temor o lascivia. Era muy selecto en cuanto a las miradas que correspondía, pocas personas eran a las que dirigía un silencioso “Se que me estás observando…”.

Siguió descendiendo por la calle principal, curioseando en las tiendas pues en ocasiones había encontrado un diamante en bruto entre el resto de bagatelas. Igualmente sabía reconocer que aunque escasearan los artículos lujosos, la artesanía común de la ciudad era de por sí bastante hermosa.
Se detuvo ante un puesto de especias, reconociendo un par de afrodisíacas a muy buen precio y se entretuvo, simulando no tener realmente interés en lo que contemplaba. Si uno se descuidaba, los mercaderes doblaban el precio de sus productos en un chasquido de dedos.
avatar
Yuta Takahashi
Cortesano/a

Mensajes : 10
Fecha de inscripción : 23/08/2010
Edad : 32
Empleo : Cortesano

Ficha de Personaje
Nivel de InF3Rn0:
0/0  (0/0)
Nivel de P4R4-D30X:
0/0  (0/0)
Inventario:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pasando la mañana

Mensaje por Gabriella el Mar Ago 24, 2010 10:14 am

Habia decidido pasar el dia en el pueblo de Tallen ya que realmente era un lugar con un ambiente tranquilo, para un coronel que siempre estaba metido en guerras era el lugar idóneo para descansar.
Caminaba sin mucha prisa y observando todos los puestos de mercaderes de su alrededor. La gente se amontonaba ante ellos aplastandose los unos a otros, resultaba algo caótico.

Finalmente llegué al objetivo de mi inmersión en aquel mercado: el puesto de especias. Ya conocia al mercader pues siempre que iba allí le pedia lo mismo, un tipo de especias que hacian que el dolor de estar herido fuese llevadero mientras luchabas, era una especie de pausador de la muerte.

- Buenos dias Karim -dije medio sonriendo, aunque nunca lo hacia del todo.

Vi que habia un chico delante mio así que no tuve más remedio que esperar a que el pidiese. Vestía ropas elegantes así que suponia que sería parte de la corte, ellos siempre iban demasiado arreglados. Le miré durante un segundo y luego aparte la vista de él.
avatar
Gabriella
Coronel

Mensajes : 10
Fecha de inscripción : 30/07/2010
Empleo : Coronel Ej. del aire

Ficha de Personaje
Nivel de InF3Rn0:
0/100  (0/100)
Nivel de P4R4-D30X:
0/100  (0/100)
Inventario:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pasando la mañana

Mensaje por Yuta Takahashi el Mar Ago 24, 2010 7:49 pm

El dueño del puesto se mostraba algo horondo. Se creía que por su indumentaria podía exigirme un precio más alto. Lo tenía claro. Empezaron a regatear el precio; el dueño añadiendo algún producto que le sobraba y era barato, haciendo que el conjunto no valiera lo que me exigía; y el comprador sumando algún capricho que excedía el valor mientras lo despreciaba.
Era un juego típico al venir al mercado y ambos se hubiesen sentido bastante defraudados de haber aceptado de buenas el primer precio. El caso era que hoy se habían encontrado con la horma de sus zapatos y ya llevaban media hora y la disputa no parecía tener un vencedor claro.

Entre tanto, quedaba la cortesía de permitir los tiempos muertos cada vez que un cliente con las ideas más claras o menos necesidad de discutir, compraban de forma pragmática y se iba al siguiente puesto. La mayoría tenían pinta de amas de casa y fue Yuta quien les llamó la atención más que a la inversa. Fue así un par o más de veces, hasta que una bonita joven que poco tenía que ver con las madres y abuelas que abundaban en el mercado, se pasó a realizar una compra.
Por el trato, era evidente que era una cliente habitual. Los adversarios cruzaron las miradas y en silencio convinieron atenderla para que posteriormente pudiesen seguir “jugando”. Obviamente, por educación, el gesto lo debía hacer el cliente…

- Adelante Querida, el Señor y yo estamos concretando el valor de la compra y nos puede llevar un tiempo. Por favor, lamentaría mucho entretenerte…

Con un ademán acompañó sus palabras y se retiró un poco para que realizara sus compras con cierta privacidad. Ese momento lo aprovechó para observar a la muchacha con detenimiento.
Su aspecto era un tanto peculiar en cuanto al modo de vestir, denotaba bastante confianza en sí misma si no sentía ninguna incomodidad ante las múltiples miradas que de seguro, recorrerían su cuerpo. Yuta consideró sin acertar, tres o cuatro oficios a los que podría dedicarse sin llegar a juzgar su probable moralidad distraída.
De hecho, lo que más llamó su atención fue el color de su pelo, tan semejante al fuego y la sangre. Asumió que si como creía, el mundo se basaba en el equilibrio y vinculación de los elementos, aquella chica tenía que guardar en su interior una fuerte pasión.

Esperó paciente a que terminara con sus compras y se volteara para acercarse de frente a ella y presentarse.

- Disculpa, mi nombre es Yuta Takahashi y entre muchas otras cosas, me considero un admirador del arte y, en definitiva, de la belleza.
Sin previo aviso pero muy lentamente, una de sus manos levantaron un mechón de sus cabellos hasta que por sí mismos se fueron desprendiendo entre sus dedos.

- Simplemente quería decirte que tienes un pelo precioso, estoy seguro que mucha gente pagaría un buen precio por él.

Era a su modo, un piropo y manifestar una cosa que le parecía obvia. Por un momento, pestañea al ser consciente de sus modales.
- Pido disculpas si te ha parecido un atrevimiento por mi parte, ni siquiera he esperado a conocer vuestro nombre…

Sonríe de forma inocente, como tan bien ha ensayado miles de veces para convencer a alguien o evitar un castigo. Sin duda la muchacha es mucho más interesante que los afrodisíacos.
avatar
Yuta Takahashi
Cortesano/a

Mensajes : 10
Fecha de inscripción : 23/08/2010
Edad : 32
Empleo : Cortesano

Ficha de Personaje
Nivel de InF3Rn0:
0/0  (0/0)
Nivel de P4R4-D30X:
0/0  (0/0)
Inventario:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pasando la mañana

Mensaje por Gabriella el Mar Ago 24, 2010 11:55 pm

Agradecí el gesto de el hombre que había justo delante mio, su aspecto era de niño rico pero aun así parecia algo diferente a los que había conocido. Creía poder adivinar que ganaba dinero y no precisamente con acciones dignas, pero aun así no me importaba, que cada uno se preocupe de sus penas y glorias.

Me dirigí hacia el puesto de Karim y alargué mi mano hacia las especias. Sabía su precio exacto puesto que desde la vez que le habia amenazado hace un año no habia vuelto a cambiar el precio. Le sonreí maliciosamente y le lancé un par de moneda que el miró con cierto miedo pero no dejó salir ni media palabra de esa boca de estafador que tenía.

Cuando me giré el hombre que me había cedido el puesto se encontraba frente a mi, le miré seria pero aun así pensé que tal vez podria ser entretenido. Atendí a su nombre, así pues era cierto lo que habia creido desde el principio, amante del arte? Estaba claro, amante de cuerpos sobretodo.

No me dio tiempo a contestar cuando noté que él cogía un mechón de mi pelo rojo. Al parecer le agradaba mi cabellera, buen precio? Quizás podría haberme dedicado a vender mi cuerpo, al menos me provocaría más placer que ser coronel del ejercito donde siempre tenía las miradas de besugos de los hombres encima de mí.

- Gabriella, ése es mi nombre.-dije sonriendome cuando vi la sonrisa ensayada de mi interlocutor. – Veo que lo tienes muy ensayado, eso de convencer a la gente…-digo riendome para mi.
avatar
Gabriella
Coronel

Mensajes : 10
Fecha de inscripción : 30/07/2010
Empleo : Coronel Ej. del aire

Ficha de Personaje
Nivel de InF3Rn0:
0/100  (0/100)
Nivel de P4R4-D30X:
0/100  (0/100)
Inventario:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pasando la mañana

Mensaje por Yuta Takahashi el Miér Ago 25, 2010 10:45 am

Tomó nota del nombre de la joven y de su actitud natural ante un desconocido que se atrevía a tocarla y hacer comentarios quizás, un tanto subidos de tono. Interiormente sonrió con agrado, más por haber acertado que por otra cosa. La joven destilaba seguridad en sí misma. Prestó atención a sus manos, pues al igual que los ojos, eran una enorme fuente de información.
Fuertes a pesar de ser femeninas y como el resto de su aspecto, debajo de los largos guantes quería intuir que estaban cuidadas.

El carraspeo de Karim interrumpió la atención que le prestaba. Sin llegar a dejar de mirarla, rebuscó en el interior de su manga izquierda el bolsillo oculto donde guardaba algo de su dinero. Depositó en el estante la última cantidad de dinero que le había demandado. Por supuesto, no replicó a pesar de terminar con su particular duelo, era más de lo que valían las especias.

- Gabriela… -Repitió para sí con lentitud, memorizándolo al instante aunque lamentando no conocer también sus apellidos. – Un nombre muy inspirador.

Con naturalidad, acompañó las risas de la mujer de forma queda, sin resultar exagerado.

- Sí, así es. Dicen que la práctica hace maestros, pero por lo que veo, hace falta más que una sagaz sonrisa para influir en una mente despierta e inteligente.

Un nuevo piropo, sin que sonara forzado dado que en verdad creía que Gabriela era una mujer inteligente. Empezaba a sentir curiosidad por ella y poco le importaba que le pareciese que pretendía seducirla. ¡Nada más lejos de sus intenciones! Pocas veces dedicaba sus artes amatorias de forma gratuita.

- A la vuelta de la esquina hay una tetería bastante tranquila donde suelo almorzar. ¿Podría "convencerte" para qué hoy me permitieras invitarte y seguir disfrutando de tu compañía?
Nuevamente una sonrisa con la referencia a las palabras de la mujer, esta vez, acompañada de una mirada intensa y segura. Tenía el presentimiento de poder disfrutar de una agradable conversación con la dama. Así que terminó su invitación ofreciéndole el brazo como un perfecto caballero.
avatar
Yuta Takahashi
Cortesano/a

Mensajes : 10
Fecha de inscripción : 23/08/2010
Edad : 32
Empleo : Cortesano

Ficha de Personaje
Nivel de InF3Rn0:
0/0  (0/0)
Nivel de P4R4-D30X:
0/0  (0/0)
Inventario:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pasando la mañana

Mensaje por Gabriella el Miér Ago 25, 2010 2:12 pm

Sonreí al comentario sobre mi nombre con algo de sarcasmo pero en el fondo lo que sentía era curiosidad y lo que tenía era ganas de pasarmelo bien, costase lo que costase. Al fin y al cabo yo era lo primero para mi, los demas no importaban siempre que no tuvieran ningún sentido en mi vida.

-Y que es lo que te inspira mi nombre? Si puede saberse claro…-dije amablemente.

Mi voz no sonaba tan ruda en ese momento como lo hacía cuando estaba en el ejercito, aquella panda de soldados me ponia enferma. Sonreí levemente pero sin mostrarle nada de confianza, los cortesanos eran unos embaucadores, lo unico que deseaban era entregarse al deseo y el desenfreno y en cierto modo era lo que yo más envidiava de ellos.

-Pues creo que debes seguir practicando, almenos conmigo de momento no funciona…-dije sonriendo pero levemente.

Me fijé en la gente que pasaba por detrás del chico, todos miraban y clavaban sus ojos en él. Realmente debía ser un cortesano muy bien pagado ya que llamaba la atención con cualquiera de sus movimientos. Personalmente ya había en mi lista de delincuentes algun cortesano así que dejé de pensar en ello, además ahora no estaba de servicio.

Su propuesta sonó algo extraña pero aun así parecía una invitación a pasarmelo bien, no tenia nada que hacer en aquel momento así que tal vez aquello fuera la mejor opción.

-Está bien, te acompaño. –dije firmemente.

Aún así no cogí el brazo del muchacho sinó que dejé mis manos libres, no era cualquier niña pija a la que llevar en volandas, había vivido muchos años pasando hambre supongo que por eso tenía aquel carácter. Le sonreí para que no se sintiera mal pero si quería algo de mi tendría que ofrecerme algo más que eso.
avatar
Gabriella
Coronel

Mensajes : 10
Fecha de inscripción : 30/07/2010
Empleo : Coronel Ej. del aire

Ficha de Personaje
Nivel de InF3Rn0:
0/100  (0/100)
Nivel de P4R4-D30X:
0/100  (0/100)
Inventario:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pasando la mañana

Mensaje por Yuta Takahashi el Vie Ago 27, 2010 11:28 am

La sonrisa no se desdibujó de su rostro cuando su acompañante prescindió de su brazo, más bien, todo lo contrario, aún se volvió más afilada. Los gustos de Yuta eran amplios a pesar de ser todo un sibarita (en las contadas ocasiones en que tenía la capacidad o el permiso para elegir, claro); la ambigüedad solía atraerle bastante, por ser él mismo fluctuante, caprichoso y enigmático. Las mujeres con carácter y cierta masculinidad resultaban de su agrado.
Todavía era temprano para saber a ciencia cierta si se trataba tan sólo de una fachada o realmente formaba parte de la personalidad de Gabriela. Se lo tomaba como un juego, tratar de “captar” a una persona, hacerse una idea de su esencia a través de los gestos, las palabras, miradas… y luego comprobar hasta qué punto había acertado o errado.
Lo mismo que en los famosos bailes de disfraces que se organizaban en la alta sociedad. Lo que mucha gente desconocía era que la única diferencia entre un día habitual y un baile, era que en el segundo la gente llevaba máscara; los artificios y las mentiras eran exactamente las mismas.

La guió calle arriba mientras dejaban a su querido proveedor de especias contando una y otra vez, con ojitos avaros, la última venta. Alrededor de ambos seguía el bullicio y la vida del mercado. Había algunas personas que se apartaban con pasos nerviosos ante la presencia de quienes reconocían como de una casta superior; otras en cambio, se afanaban tanto en realizar sus compras que ni siquiera los vieron. A los primeros el varón dedicaba de vez en cuando un gesto de desdén sin siquiera dirigirles la mirada, los segundos despertaban su curiosidad.

En seguida llegaron a la entrada del local conocido como “La Mandrágora”, sus portones con forma de medialuna se encontraban abiertos de par en par, cubiertos por una cortina de abalorios de cristales coloreados, metal y madera. Antes de entrar se podía escuchar la suave música y el aroma que emanaba de las tazas y teteras.
Retirando la cortina con una mano e invitándola a entrar con la otra, no prescindió de una leve reverencia a modo de broma, como dejaba entrever su socarrona sonrisa, dado que antes ya le había demostrado que no la conquistaría con galanterías.
Una camarera de tez morena los saludó y acompañó a una mesa baja, rodeada de mullidos cojines.

- Me parece que lo más adecuado será un té verde especiado, si tienes la amabilidad.
Le dijo a la camarera sin necesidad de hojear la carta.

- ¡Ah! Y unas pastas de la casa. Las hacen ellas mismas, son una delicia…
Dijo esto último dirigiéndose a su compañera.

Tras retirarse la joven con el pedido, clavó los brillantes orbes morados que eran sus ojos en Gabriela.

-He de admitir – empezó a decir lentamente, escogiendo lo poco que tenían en común para mantener un tema de conversación. -… que aunque nuestro querido Karim no sea el hombre más amable del mundo, sus existencias son de una excelente calidad; se dice por ahí que las consigue a través de un proveedor de Silvania ¿crees que será así? Me dio la impresión de que lo conoces desde mucho antes que yo.
avatar
Yuta Takahashi
Cortesano/a

Mensajes : 10
Fecha de inscripción : 23/08/2010
Edad : 32
Empleo : Cortesano

Ficha de Personaje
Nivel de InF3Rn0:
0/0  (0/0)
Nivel de P4R4-D30X:
0/0  (0/0)
Inventario:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pasando la mañana

Mensaje por Gabriella el Dom Ago 29, 2010 12:20 pm

Caminaba detrás de aquel extraño hombre preocupada en otros asuntos hasta que finalmente llegamos y nos paramos delante de una tetería cerca de una pequeña plaza. La zona no parecía muy comercial y la gente pasaba deprisa por allí, tal vez era solo residencial.
Cuando vi que Yuta me apartaba la cortina para que pasara decidí pasar poniendo los ojos en blanco, odiaba que me trataran como una princesita. Quizá a las otras eso las halagaría pero conmigo eso no funcionaba.
Me senté en una pequeña mesa cerca de la ventana y me sente en la silla que dejaba recostarme en la pared. Podía notar las miradas clavadas en nuestras mesa, lo que no sabía era si se fijaban en mi o en mi acompañante.

Dejé que él pidiera puesto que a mi me daba exactamente igual, solía comerme la comida del ejército así que no tenía problema. Hacía algo de calor allí dentro así que puse mi cabello a un lado dejando que cayese por mi hombro derecho y después me saqué los guantes con mucho cuidado, dejando mis manos al descubierto.
Cuando la camarera se hubo marchado noté los ojos de Yuta fijos en mi. Levanté suavemente la cabeza y los clavé en los suyos. Escuché lo que tenía que decirme.

- Verás...-dije riendo sarcásticamente.- Lo cierto es que conozco a Karim desde que tan solo era una niña, me escapaba para comprarle algunas cosas que no estaban del todo bien vistas, si te digo la verdad no me importa de donde las saque mientras a mí me sean útiles. -después sonreí son una sonrisa entre maliciosa y falsa inocencia.

La verdad es que Karim había sido el hombre a quien mi padre le había comprado las espécias desde que yo tan solo era una niña. En cierta manera era lo único que me ligaba a aquel vendedor de poca monta y menos ambición.

Miré discretamente a mi alrededor y vi que había bastante gente fumando así que saqué mi boquilla y le puse el cigarro en la punta. Posé la boquilla sobre mis labio previamente pintados de rojo, como siempre, y encendí el tabaco dejando que saliese algo de humo.

- Lo siento, pero soy incapaz dde resistirme a cualquiera de los placeres de la vida...-dije refiriendome al tabaco en aquel caso.
avatar
Gabriella
Coronel

Mensajes : 10
Fecha de inscripción : 30/07/2010
Empleo : Coronel Ej. del aire

Ficha de Personaje
Nivel de InF3Rn0:
0/100  (0/100)
Nivel de P4R4-D30X:
0/100  (0/100)
Inventario:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pasando la mañana

Mensaje por Yuta Takahashi el Mar Ago 31, 2010 12:06 pm

Se alegró de comprobar que el cálido ambiente provocaba que la muchacha se desprendiera de sus guantes. Disimuló su agrado sin sonreír ni examinarla en ese momento. Ahora estaba respondiendo a su pregunta y como el hombre educado que era, la estuvo mirando a los ojos y escuchando con atención.
Por lo que comentó, tuvo la impresión de que el comerciante era mayor de lo que aparentaba; si tenía relación con él cuando era una niña.

“…y todavía lo eres, Querida.”
Le echaba una veintena de años, quizás alguno menos sin el maquillaje. Puede que él no fuese mucho más viejo, pero se creía bastante espabilado por la vida como para dar algunas lecciones a los incautos e inocentes de su edad o mayores.

Por otra parte… su risa y, en especial, la sonrisa que esgrimió al terminar de hablar, le hicieron pensar que no era una sencilla y estúpida damita.

“Otro punto a tu favor.”

Encendió un cigarrillo colocándolo en una larga boquilla, un elemento que denotaba cierto refinamiento y clase social. Yuta esta vez sonrió abiertamente.

- Hmm… entonces eres de las mías. No tienes de qué disculparte. Los placeres están para ser disfrutados, de otro modo, la naturaleza no nos los hubiese regalado.

Su mirada siguió las primeras volutas de humo, su olor le era familiar.
En realidad, él fumaba tan sólo por convención social, por dar cierta apariencia. Normalmente, el tufillo con que impregnaba la roba y el gusto que dejaba en la boca no eran de su agrado. Ya resultaba bastante difícil mantenerse limpio y no oler al humo de los vehículos y de las fábricas como para estar oliendo a tabaco cual fulana, innecesariamente.

Entre tanto, llegó la baja camarera con una bandeja plateada con la tetera y el azucarero a juego, las tazas eran blancas con unos discretos dibujos de ramas de árboles y un par de pájaros.

- Gracias, nos serviremos nosotros mismos…

Con una leve inclinación de cabeza la camarera se retiró en busca del resto de pedido.

- Té verde, zumo de naranja, zumo de piña, miel, pimienta recién molida, canela, esencia de vainilla y el ingrediente secreto… más que un té, es un reconstituyente para afrontar un largo día.
Dijo mientras se remangaba la holgada manga hasta el antebrazo mostrando su pálida piel a la vez que servía la aromática bebida.

- Uno de mis placeres favoritos…
Dijo en una pícara sonrisa, alzando la mirada entre los cabellos de su flequillo con la cabeza inclinada.

- ¿Un terrón de azúcar o dos, Querida?

Esta vez sí se fijó en sus manos. Carecía el callo en el anular, propio de la gente letrada; eran fuertes y firmes, pero no estaban tan desgastadas como las de las campesinas, sirvientas o costureras. No eran las enfermizas de las prostitutas ni las sucias de las artistas. Todo le hacía pensar que provenía de una buena familia, aunque no acertaba a descubrir su oficio.
Desde luego, por sus formas, tampoco pertenecería a su gremio.
avatar
Yuta Takahashi
Cortesano/a

Mensajes : 10
Fecha de inscripción : 23/08/2010
Edad : 32
Empleo : Cortesano

Ficha de Personaje
Nivel de InF3Rn0:
0/0  (0/0)
Nivel de P4R4-D30X:
0/0  (0/0)
Inventario:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pasando la mañana

Mensaje por Gabriella el Miér Sep 01, 2010 10:20 am

Según me había parecido después de muchos años adivinando lo que pensaban mis soldados, a aquel hombre en realidad no le agradaba mucho el tabaco pero lo cierto es que no me importaba lo más mínimo.

Sonreí inocentemente cuando volvió la chica. Al principio me gustaba parecer una persona poco peligrosa ya que si no me moriría de hambre en mi trabajo. Agradecí a la chica que nos dejara el té y se fuera y después volví a poner mi cara iniferente de siempre.
Durante muchos años me costó adaptarme al ejército porque los hombres creían que una mujer y más siendo como yo, de aspecto bonito y de alta cuna, podían manejarla como quisieran, pero estaban muy equivocados, conmigo no podrían jugar a sus anchas.

- Sin azucar, gracias -dije sonriendo levemente.

La cosas dulces no me agradaban, si comía chocolate solo era el que no llevaba nada de azucar. Por una extraña razón prefería las cosas amargas a las dulces.
Cogí la taza de las manos de mi acompañante y bebí un sorbo, era una extraña mezcla pero sabía bien.

- Todo un acierto, esta muy bueno, parece que aqui en Tallen todas las cosas son suaves, nunca pasa nada realmente interesante. -sonrio ironicamente.

Había decidido mudarme a Silvania precisamente por eso, odiaba la tranquilidad de Tallen, la ciudad más hermosa del reino, según decía la gente.
avatar
Gabriella
Coronel

Mensajes : 10
Fecha de inscripción : 30/07/2010
Empleo : Coronel Ej. del aire

Ficha de Personaje
Nivel de InF3Rn0:
0/100  (0/100)
Nivel de P4R4-D30X:
0/100  (0/100)
Inventario:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pasando la mañana

Mensaje por Yuta Takahashi el Sáb Sep 04, 2010 10:52 pm

Un pequeño cubo de azúcar fu depositado en la taza de Yuta; con rápidos giros lo diluyó, al mismo tiempo que producía un incesante repiqueteo con la cucharilla.

- Todo un acierto, está muy bueno, parece que aquí en Tallen todas las cosas son suaves, nunca pasa nada realmente interesante. –
La miró de soslayo, no se le pasó por alto el tono irónico con el que pronunció aquellas palabras. Aquello lo hizo sonreír con cierto cinismo.

- Una trampa de osos envuelta en un lazo de satén no deja de ser una trampa dolorosa… - hablaba sin abandonar el tono tranquilo y cordial que había empleado desde que coincidieran. Realmente, para él, era algo tan natural como hablar del tiempo. – Dicen los marineros, que en las profundidades existen medusas que se iluminan y aparecen en multicolor, para devorar a los pececillos; algo así es esta ciudad, una especie de pez abisal que cautiva los sentidos para, posteriormente, atraparte entre sus fauces.

Cerró los ojos, disfrutando del aroma del té antes de llevarlo a sus labios y devolverle a Garbriela una sonrisa de satisfacción.

– Celebro que te guste… y espero, por tú bien que la estancia en Tallen siga resultándote… “llevadera”

Conocía demasiado bien los asuntos que se movían bajo la superficie; trafico de todo tipo, oscuras influencias y sobornos, malversación de fondos públicos, chantajes, asesinatos por encargo… todo revestido de una aparente calma y sosiego, de buenos modales y falsas sonrisas.

“¿Asesina?”
El último repaso a los negocios sucios le sugirió aquella posibilidad. La muchacha tenía un buen físico para realizar ese singular oficio.
Dio otro sorbo mientras sopesaba aquella posibilidad.

- Aunque claro, supongo que no te he descubierto nada nuevo, ¿verdad?
Dijo esto sin apenas separar la taza de su boca, como si estuviese murmurando una confidencia mientras la observaba fijamente.

No iba a perder los nervios tan fácilmente si de hecho, se trataba de una asesina. No sería ni la primera ni la última en encontrarse. A demás, todo había sido bastante casual como para sentirse una presa, dudaba que alguien quisiera poner precio a su cabeza.
avatar
Yuta Takahashi
Cortesano/a

Mensajes : 10
Fecha de inscripción : 23/08/2010
Edad : 32
Empleo : Cortesano

Ficha de Personaje
Nivel de InF3Rn0:
0/0  (0/0)
Nivel de P4R4-D30X:
0/0  (0/0)
Inventario:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pasando la mañana

Mensaje por Gabriella el Dom Sep 12, 2010 12:51 pm

Sonreí irónicamente cuando escuché su particular anécdota sobre las medusas. Me agradaban aquellos animales.

- La verdad es que encuentro que las medusas son de lo más interesantes, me agradan bastante.-dije sonriendo maliciosamente.- Son capaces de engañar y parecer delicadas cuando por dentro estas llenas de veneno mortal...ingeniosas, ¿no?

Volví la mirada a mi té y cogí la taza con un delicado pero firme gesto. Acerqué la pequeña taza de porcelana y bebí un poco de aquel delicioso líquido verde. Realmente estaba exquisito. Dejé la taza sobre el plato que la acompañaba.

-Lo cierto es que me resulta entre agradable, aburrida y falsa. Esta sensación de aparente calma y bondad lo único que consigue es que sea más facil cometer según que tipo de delitos. Siempre los cubren con mentiras...son unos ingenuos. –digo en un tono algo seco.

Después miro a mi alrededor. Los clientes de la sala de vez en cuando se giran y nos miran. No se muy bien porque, las señoras miran a mi acompañante, lógico en cierto modo ya que él se dedica a eso. Me parece divertido ver como cada uno de los clientes del local se dejan llevar por los sentidos. Incluso las parejas parecer disentir.
Más de alguna vez había tenido problemas con mis subordinados por mirarme el escote de más, pero a mi la verdad me resultaba entretenido ver como al fin y al cabo seguían siendo tan previsibles como siempre.

- La verdad es que sé casi todo lo que se puede saber sobre ese mundo de suburbios y maldades. En cierto modo el lado oscuro siempre es de lo más tentador...-digo sonriendo mientras le miro de manera maliciosa.
avatar
Gabriella
Coronel

Mensajes : 10
Fecha de inscripción : 30/07/2010
Empleo : Coronel Ej. del aire

Ficha de Personaje
Nivel de InF3Rn0:
0/100  (0/100)
Nivel de P4R4-D30X:
0/100  (0/100)
Inventario:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pasando la mañana

Mensaje por Yuta Takahashi el Vie Sep 24, 2010 11:56 pm

Con la taza nuevamente entre los labios, oteé las otras mesas. No vi nada interesante, o que me pareciera peligroso, así que ni siquiera me esforcé en disimular o apartar la mirada cuando coincidía con los de otra persona. Era agradable poder influir de forma sutil y notar como nuestra sola presencia les afectaba de aquel modo.

” Son capaces de engañar y parecer delicadas cuando por dentro estas llenas de veneno mortal...ingeniosas, ¿no?... ¿una referencia a sí misma? Pudiera ser.”
La sonrisa que esgrimía así me lo daba a entender; a demás, la parte de “parecer delicada” la pelirroja la cumplía sin esfuerzo. Quedaba por ver si el resto también se encontraba en consonancia.

Seguí escuchándola con interés. Entendía perfectamente a qué se refería al hablar de las sensaciones que le producía aquella ciudad. Si pasabas demasiado tiempo en ella, terminabas cansado de permanecer siempre alerta, de que cada dos por tres el imbécil de turno intentara engañarte o asaltarte a la vuelta de una esquina. Podía ser una pesadez.
Y en las altas esferas las cosas no pintaban mejor, simplemente, se ocultaban debajo de la hipocresía, falsa y doble moral y los secretos a voces. Entrar en esos juegos solía ser fácil, salir de ellos (sobretodo, bien parado), casi imposible.

Creía percibir cierta complacencia en mi compañera al reparar en los continuos cuchicheos de las mesas y las miradas indiscretas. En absoluto parecía incomodarle, cosa que indicaba cierta clase para saber comportarse en ese tipo de situaciones. Dado su atractivo y probable buena posición era de esperar que no le faltasen pretendientes y que despertara la envidia de más de una.
La buena impresión que me estaba causando fue en aumento hasta que empezó a hablar más de la cuenta. Decía conocer las entrañas de aquel mundo de velos y espejos, donde nadie es realmente lo que aparenta y siempre existen motivos desconocidos por los que actuar.
No en vano, me había pasado la vida en esa ciudad, yaciendo en las camas de personas poderosas, conociendo y compartiendo la intimidad de sus secretos; tramando junto a ellas los bulos y las traiciones.

No. Lo había comprobado por mí mismo. Uno nunca llegaba a conocer realmente lo que sucedía en aquel baile de máscaras. Cuando creías llegar al fondo de una cuestión, sólo descubrías que, como las capas de una cebolla, todo se complicaba más y se volvía más turbio.
Todo eso sin contar las ambiciones de los que dejabas tras de ti, aliados o enemigos, prestos a maquinar tu caída.

No. Un mundo que mutaba tan deprisa como el pensamiento, no era nada fácil de conocer.

Atribuí el comentario a la ignorancia y la soberbia. Pero no permití que se reflejara en mi semblante, sino todo lo contrario, me daba pie a encaminar la conversación justamente hacia ese tema tan interesante.

-Sin tentación, al igual que sin riesgo, el mundo sería un lugar mucho más aburrido sin duda. – correspondí su sonrisa mientras la miraba a los ojos. – Lo que me pregunto ahora es, como una aparente flor de invernadero ha podido hundir sus raíces en el barro. ¿Hasta dónde “crees” haber profundizado Querida mía?

Algo sencillo. Una mezcla de cumplido y reconocimiento a su belleza y palabras a la vez que aguijoneaba su arrogancia dudando de ella. Todo envuelto en falsa cortesía y buenos modales. Era la marca de la casa, por decirlo de algún modo. Deformación profesional quizás.
avatar
Yuta Takahashi
Cortesano/a

Mensajes : 10
Fecha de inscripción : 23/08/2010
Edad : 32
Empleo : Cortesano

Ficha de Personaje
Nivel de InF3Rn0:
0/0  (0/0)
Nivel de P4R4-D30X:
0/0  (0/0)
Inventario:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pasando la mañana

Mensaje por Gabriella el Sáb Sep 25, 2010 12:57 pm

Miré al chico a los ojos y percibí algo que sin duda me divirtió. No dije nada y volví a posar la taza sobre mis labios de manera delicada pero firme.

Su último comentario me permitió asegurar que él no creía ni una sola palabra de lo que había dicho. En ese momento me pareció algo ingenuo...Lo cierto es que nadie podia saber hasta que punto estaba relacionada con ello. Mi vida giraba entorno a los trapicheos, la falsedad...no tenía a nadie en mi contra porque por el momento había sabido jugar mis cartas, pero eso no significaba que un dia recibiera un balazo. Lo cierto es que no me importaba.

- La importáncia de esto, no es lo profundo que haya enterrado mis raíces, sinó que quizá he sabido hacia donde dirigirlas y amarrarme a ello...-dije con media sonrisa y haciendo una pausa.- O tal vez...tengas razón y yo solo sea una ignorante...

La verdad es que aquel chico ni se podia imaginar que en realidad nunca tuve que enterrarlas, porque yo las había tenido alli desde siempre. Mi padre no quería admitirlo pero yo lo supe desde bien pequeña y no pensaba desquitarme de mi posición.

- Además, que es un noble sinó un rico corrupto y lujurioso? -dije sonriendo maliciosa.

Tal vez no lo pareciera pero a pesar de mi oficio también practicaba otros menos legales pero igualmente provechosos. Miré otra veza mi acompañante, no tenía ni idea de lo que pasaba por su cabeza pero a juzgar por como vestía estaba segura de que estaba metido en esto.

Alcé mis brazos para recoger mi larga melena en una larguísima coleta. De repente sentía algo de calor.

- Hace un poco de calor en este sitio...-dije mirando al resto de la gente.
avatar
Gabriella
Coronel

Mensajes : 10
Fecha de inscripción : 30/07/2010
Empleo : Coronel Ej. del aire

Ficha de Personaje
Nivel de InF3Rn0:
0/100  (0/100)
Nivel de P4R4-D30X:
0/100  (0/100)
Inventario:

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pasando la mañana

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.